Lo impensado sucedió. Novak Djokovic, gran candidato y uno del mundo, no llegó a la segunda semana en Wimbledon, donde fue tres veces campeón, incluyendo las dos últimas ediciones. Su verdugo en la tercera ronda en All England Club fue el estadounidense Sam Querry, 41 del mundo, quien lo venció 7-6(6), 6-1, 3-6 y 7-6(5) luego de dos horas y 57 minutos de un partido en el que la lluvia parecía estar del lado del serbio.

El último tenista que había sido capaz de vencer al uno del mundo en un Grand Slam fue el suizo Stanislas Wawrinka cuando en la final de Roland Garros 2015 le cortó su primera oportunidad de lograr el torneo. Sin embargo y aunque en conferencia de prensa posterior “Nole” trató de tomar con calma la derrota diciendo que no es la primera vez que pierde en un grande, lo real es que el líder de la clasificación llevaba siete años y 28 torneos de Grand Slam sin irse antes de cuartos.

El ganador de seis de los últimos ocho torneos grandes no se iba tan temprano, sin ir a la segunda semana, desde que lo venció Philipp Kohlschreiber en la tercera ronda de París en 2009 y no perdía ante un rival de tan bajo ranking desde la derrota ante Marat Marat Safin (entonces 75).

Djokovic dejó entrever que no estaba del todo sano al responder que no se encontraba “al 100%” en este partido y se bajó de la Copa Davis ante Gran Bretaña. “No quiero quitarle el mérito a Sam (Querry)”, declaró.

Para el norteamericano, incrédulo por lo logrado en la cancha, esta fue “una victoria increíble y en el mejor torneo del mundo”.

“Necesito tomarme un descanso y enfocarme más en mi familia. Debo poner mi mente en reposo”, señaló y avisó que hasta Toronto no volverá a jugar.

Querry nunca le había ganado a un uno del mundo en las ocho oportunidades anteriores que dispuso y como en 2010, se metió en la tercera ronda de Wimbledon. Su próximo rival será Nicolas Mahut.

Quien se frota las manos es Roger Federer, quien aunque aún está lejos de la definición del torneo, ingresa a a la segunda semana por la parte alta del cuadro sin “Nole”, su rival potencial.

Comentarios

commentarios

COMPARTIR