El club romano confirma la marcha del entrenador argentino y de su cuerpo técnico sólo dos días después de rubricar su contrato. Podría tomar acciones legales contra el ‘Loco’.

marcelo_e280aabielsaMarcelo Bielsa ha sorprendido a todos al renunciar a Lazio dos días después de hacerse oficial su llegada al club. Según confirma el club italiano, el argentino se ha arrepentido y junto a él se va el resto del cuerpo técnico un día antes de comenzar a entrenar. Todavía se desconocen los motivos de la posible renuncia, pero lo que parece claro es que el equipo romano pedirá una indemnización por los daños causados.

“Observamos con sorpresa la renuncia de Marcelo Bielsa como entrenador del Lazio y también el de sus empleados, en clara violación de los compromisos adquiridos con los contratos firmados la semana pasada y regularmente depositados en la sede de la liga”, dice el club en un comunicado.

Además añade que Simone Inzaghi será el encargado de tomar las riendas del conjunto romano de forma inmediata.

No es la primera vez que Marcelo Bielsa da marcha atrás en un proyecto de forma inesperada. El verano pasado desapareció del Olympique de Marsella después de caer derrotado en la primera jornada, pero sin motivos graves aparentes.

¿Pasará lo mismo que en 1998?

No es oficial su renuncia, pero la causa podría deberse al interés de la AFA en verle como seleccionador de Argentina. Una encuesta publicada en un diario argentino desprendía que el ‘loco’ era segundo entrenador más querido para sustituir al Tata Martino en el banquillo, sólo por detrás del Cholo Simeone.

En 1998 Bielsa tomó las riendas de la selección argentina después de un episodio parecido al que se vive hoy en Italia. El técnico dirigía al Espanyol y a las pocas semanas quiso desvincularse del club al enterarse del interés de la AFA en él. Bielsa apeló a una cláusula que le debía liberar, pero el club perico no reconoció dicha cláusula como tal. Finalmente dejó el club en la sexta jornada del campeonato y pudo cumplir el sueño de dirigir a Argentina.

Fuente: As

Comentarios

commentarios

COMPARTIR