LONDRES — Y llegó nomás. La estadounidense Serena Williams, N°1 del mundo, venció a Angelique Kerber en la final de Wimbledon y alcanzó la marca de 22 títulos de Grand Slam en la Era Abierta de Steffi Graf. Fue 7-5 y 6-3 para la norteamericana que ganó en apenas una hora y 23 minutos de juego.

Se trató de un primer set extremadamente parejo, con una Serena bien nerviosa, por todo lo que representaba esta final, ante una Kerber que estuvo a la altura. En ese contexto, pocos break points en el arranque (apenas 3 para Serena en el segundo game del juego) hasta que tuvo su doble chance de set en el game Nº12. Allí, fue dominadora desde la base para llevarse el servicio de su rival y el primer set 7-5. En ese parcial, la mejor del mundo ganaba, ni más ni menos, el 88% de los puntos disputados con su primer saque.

Ya en el segundo, la teutona tuvo su primera chance de quiebre en el séptimo game, pero Serena no dio chances sentenciando el punto con un ace. A partir de allí, el envión de la número uno fue definitivo, quebrando el servicio de su rival y cerrando el partido con su game en 0 para el 7-5 y 6-3 final.

En la balanza, queda claro que todo dependió de la estadounidense que sumó 39 winners y 21 errores no forzados, contra 12 y 9, respectivamente, de su rival.

De esta manera, Serena Williams llegó a 22 títulos en torneos del Grand Slam, luego de la frustración de las finales del Abierto de Australia y Roland Garros. Récord en Era Abierta. El máximo registro es posesión de Margaret Court, con 24. También, deja bien en el pasado la pesada derrota ante Roberta Vinci en semifinales del US Open, donde iba por el Grand Slam de año.

Con el N°1 asegurado, gracias a su pase a la final con la amenaza de, justamente, Kerber, Serena eliminó previamente a Vesnina, Anastasia Pavlyuchenkova, Svetlana Kuznetsova, Annika Beck, Christina McHale y Amra Sadikovic.

Kerber, quien se aseguró regresar al N°2 del mundo, no arribaba a Londres con un gran rodaje en pasto (cuartos de final en Birmingham) pero fue tomando confianza partido a partido y, tras sacar a Venus Williams en semifinales, accedió al partido decisivo sin ceder sets.

La alemana, quien buscaba convertirse en la primera tenista de su país en ganar en Wimbledon después de 20 años (Graf, en 1996), eliminó a su camino a Venus, Simona Halep, Misaki Doi, Carina Witthoeft, Varvara Lepchenko y Laura Robson.

Pero el festejo fue todo de Serena que, además, pasó a ser la campeona de Grand Slam (individual) más longeva desde 1954 y de Wimbledon desde 1914.

Fuente: ESPN

Comentarios

commentarios

COMPARTIR