1468505959_316626_1468506174_noticia_normalBenny Alon, ejecutivo israelí que participó durante años en la organización de los sorteos del mundial, ha asegurado que en muchas ocasiones se favorecía los intereses de las selecciones mediante amaños.

El exdirectivo, que actualmente está llevando una batalla judicial millonaria contra la FIFA por irregularidades, está colaborando con la justicia suiza revelando detalles de cómo funciona la entidad. Ha declarado que durante el período que él estuvo trabajando en la organización de los sorteos de la Copa del Mundo hubo amaños. Uno de los casos más sonados, cuenta, es el del mundial ’94 en Estados Unidos. “Un día antes de del sorteo, estaba con los organizadores que me trasladaron la presión de que México jugara en Orlando”.

Esta ciudad sería uno de los puntos donde más seguidores mexicanos se concentrarían, esto atendía sobre todo a los intereses de los patrocinadores. Al día siguiente en el sorteo México cayó en el grupo E, que tendría que jugar precisamente en Orlando entre otras ciudades.

“No sé cómo lo hicieron, pero la realidad es que a México le tocó jugar en Orlando”. Alon, que trabajó en esta parte de la organización desde el mundial de 1990, destacó que durante ese período el responsable de los sorteos era Joseph Blatter, “Blatter era el hombre de las pelotas calientes”.

Ya en junio de este año el propio Blatter declaró que se habían dado casos de amaños en sorteos, pero aseguraba que nunca se habían dado en la FIFA, únicamente en torneos a nivel europeo, de la UEFA.

En relación al mundial del 2014, celebrado en Brasil, Joseph Blatter comentó que todo había transcurrido dentro de la legalidad, no hubo ninguna manipulación.

Comentarios

commentarios

COMPARTIR