El jugador fue visto la noche después del encuentro ante Escocia bebiendo en una boda privada. No jugará contra España ademas por tener problemas en una rodilla.

rooney-inglaterra

El capitán de la selección inglesa, Wayne Rooney, ha protagonizado recientemente una escena que le dará aún más problemas de los que ya tenía debido a estar en el centro de las críticas, tanto con el combinado de su país como con el Manchester United de José Mourinho.

Y es que según cuenta The Sun, la noche posterior al partido del viernes pasado ante Escocia (vencieron por 3-0), el jugador decidió quedarse en el complejo de cinco estrellas en el que se concentraban los jugadores. La mayoría ya se había ido, puesto que tenían descanso hasta el domingo, pero Rooney, que estaba descartado para jugar contra España por lesión (tiene problemas en una rodilla), se quedó y se dejó caer por una boda privada que se celebraba dentro del mismo hotel de cinco estrellas (‘The Grove’, en Watford).

Los testigos cuentan que “él estaba en el bar con los miembros de la FA (Federación de Inglaterra), bebiendo cerveza y vino tinto. Parecía querer ser reconocido, porque llevaba la ropa de Inglaterra”.

Hablan también de la imagen que daba el futbolista: “Al principio fue agradable y pensamos que era un doble. Parecía mayor, se trababa al hablar y tenía los ojos rojos y los labios del color del vino. A media noche le pidieron que saludara a los invitados de la boda, posó para las fotos, habló con la novia y siguió bebiendo.Estaba celebrando la victoria ante Escocia. No fue un espectáculo agradable y estuvo allí hasta la una de la mañana”.

No es la primera vez que se ve a Rooney bebiendo con otras estrellas de la selección inglesa, ya sea con veteranos como el defensa del Everton, Phil Jagielka, o con las futuras promesas del Manchester City de Pep Guardiola, Raheem Sterling y John Stones.

Rooney se perdió el entrenamiento de ayer. Mientras tanto, un portavoz de la FA dijo que a los futbolistas “se les dio tiempo libre durante el fin de semana y no informaron de nuevo hasta el domingo por la tarde”.

El lunes abandonó la concentración para regresar a Manchester, con la idea de prepararse para el próximo choque de Premier League ante el Arsenal.

El diez del Manchester United está en el punto de mira, tanto en su selección como en su equipo, debido a su bajo rendimiento en las últimas temporadas. Ahora la afición tendrá un motivo más para criticar al jugador.

Comentarios

commentarios

COMPARTIR