Dos semanas después de haber sido intervenido, al jugador de Oriente Petrolero Paul Burton le diagnosticaron un coma irreversible. Demandarán a la clínica Incor de Santa Cruz de la Sierra.

descarga-1

El fútbol boliviano se encuentra conmocionado por el estado de salud del defensor Paul Burton, de 24 años, a quien se le diagnosticó muerte cerebral, según informó el abogado Robin Justiniano tras anunciar que demandará a la clínica Incor de Santa Cruz por negligencia médica.

El jugador del Oriente Petrolero, actualmente clasificado tercero en la Liga local, había sido sometido el 24 de noviembre a una cirugía para corregir una hernia de disco. Sin embargo, el procedimiento se complicó al presentar lesiones en una arteria y desde entonces no recuperó el conocimiento.

 La complicación de su salud comenzó por una subida de la presión arterial, lo que le ocasionó un coma profundo e irreversible.




“Se le hizo una tomografía y se detectó un edema cerebral bastante complicado. El neurólogo vino y constató que estaba con muerte cerebral en la escala de Glasgow 3, que es la mínima que puede tener una persona. Éste es un coma extremo, que es igual a muerte, es irreversible, los órganos sanos para lo único que sirven es para hacer trasplantes, después para nada más”, manifestó el médico Erland Vaca Díez al diario Extra.

El abogado contratado por la familia del jugador dijo a la prensa local que tiene informaciones de que el equipo que trató a Burton no tenía la cualificación para atender el caso.

Comentarios

commentarios

COMPARTIR