Kassai fue advertido por el juez de vídeo de una infracción de Berrío sobre Nashi que él pasó por alto. Pero el japonés estaba en posición antirreglamentaria.

1481714047_404969_1481715858_noticia_normalEl Kashima japonés disfrutó del primer penalti señalado por vídeo de la historia, que fue transformado por Doi para poner a su equipo en ventaja en el marcador (0-1). Pero la utilización de las imágenes no evitó el error: Nishi, sobre quien se cometió la infracción, estaba en fuera de juego cuando acudió al remate. Esa circunstancia se les escapó al juez de campo y al juez de vídeo.

La jugada se produjo en un saque de falta lateral. Lejos de la pelota, Berrío zancadilleó a Nishi y el lance pasó desapercibido para el árbitro Viktor Kassai. El juego continuó durante 44 segundos. Fue entonces cuando el juez de vídeo, aprovechando que la pelota salió fuera de banda, comunicó a Kassai la infracción. En ese momento, y tras una breve consulta, el húngaro pitó penalti, transformado por Dei.

La decisión generó polémica porque la afición del Atlético Nacional pidió fuera de juego del mismo Nishi en la jugada que originó el penalti. Las imágenes de televisión demostraron la posición antirreglamentaria del japonés.

1481714047_404969_1481717660_sumario_normal
Minutos después, el entrenador Reinaldo Rueda pidió que el videoarbitraje fuera utilizado en una jugada donde él creía que pudiera haber sido penalti para el Atlético Nacional. Pero Kassai no aceptó la petición.
Primera vez que se usa el Videoarbitraje
El Mundial de Clubes de 2016 es la primera competición oficial en la que la FIFA aplica el videoarbitraje.

Las decisiones arbitrales sólo pueden ser revisadas en caso de gol dudoso por fuera de juego, falta, mano u otras infracciones del reglamento. En caso de penalti, si hay dudas en la acción en sí misma o si ésta ha sido dentro o fuera del área. En caso de roja directa. Y, finalmente, en caso de que haya duda sobre la identidad del jugador que cometiera la falta si esta acarrea expulsión o tarjeta. Estos son sólo los casos en los que se puede rearbitrar.

Los monitores de la sala de asistencia arbitral reciben la misma señal que las televisiones con derechos. No hay cámaras adicionales. El colegiado principal está conectado con ella, como con sus asistentes, por un pinganillo.

Las advertencias son bidireccionales: bien es el colegiado principal quien puede pedir ayuda o bien es la sala de videorbitraje la que puede advertirle de alguna decisión dudosa que debiera ser revisada.
La FIFA lleva desarrollando este Video Assistant Referee (VAR) desde 2014, y fue aprobado definitivamente en el encuentro anual de la IFAB el 5 de marzo de 2016. Antes de que se utilizara en los amistosos Italia-Francia de septiembre e Italia-Alemania de octubre, se analizaron múltiples experiencias llevadas a cabo en la NFL, la NBA o el rugby. La FIFA está muy interesada en que este sistema termine implantándose. El experimento que se realiza en éste Mundial puede ser decisivo para el futuro.

Comentarios

commentarios

COMPARTIR