No sólo la modificación de jugar la Copa en un año calendario -se jugará entre el 23 de enero y el 29 de noviembre- o el ampliar el cupo y disputar una clasificación mayor para llegar a la fase de grupos asemejan a la Libertadores con la Champions League. Sino que además tomaron otras características que se comenzarán a aplicar desde el año próximo:

Los rivales en octavos de final se sortearán. Se separarán los ocho primeros y segundos de cada zona y se cruzarán entre ellos, no por clasificación, sino por sorteo. Lo mismo sucederá en los cuartos de final.

Los terceros, a la Sudamericana. Aquellos equipos que queden en el tercer puesto de su grupo se meterán en el otro torneo, al igual que sucede con la Europa League en el viejo continente. Además, los dos mejores equipos que queden eliminados en la fase de clasificación también tendrán su puesto en el otro certamen.

Comentarios

commentarios

COMPARTIR