Arturo Mina volvió de sus vacaciones  más motivado que nunca. “Me siento cómodo y feliz en River y tengo la ilusión de hacer un gran 2017”. añadió

futbol-arturo-mina-river-futbol-argentino

Antes de venir a Ecuador, hablé con el profesor Gallardo y él me dijo que estuviera tranquilo y que recargara las pilas. ¡Y qué mejor con unas vacaciones con mi familia y en Rioverde! Hice varios paseos, todos por Esmeraldas y aunque apenas llegué hubo temblores, eso no hizo que dejara mi linda tierra…”. No podía ser de otra manera: después de un 2016 intensísimo, hasta las vacaciones fueron agitadas para Arturo Mina. Diecisies días en los que, así y todo, logró desconectarse del fútbol yendo a pescar, disfrutando de unos buenos mariscos y paseando junto a su esposa Maura y sus hijos Darius y Dante por Rioverde, Esmeraldas y Sangolqui. Finalista de la Copa Libertadores con Independiente del Valle y ganador de dos títulos con River, el rey Arturo tuvo un año estresante y repleto de emociones. En Núñez, de hecho, empezó como titular en medio de ovaciones y terminó suplente, pagando el costo del desgaste. “Respeto las decisiones del profesor porque él me llevó a jugar en River.



El habló conmigo y cuando me venía, me pidió que estuviera tranquilo. Ahora mi mentalidad está puesta en la pretemporada. Voy a comenzar de cero el proceso en el equipo. Haremos un buen trabajo porque se vienen muchos partidos. Y voy con la ilusión al máximo. Vamos a dejarlo todo en los entrenamientos con el fin de tener una gran base para todo el año”, dijo el central, quien a los 25 años hará por primera vez una puesta a punto fuera de su país. Aunque no fuera de River, pese a los falsos trascendidos de que el Muñeco no va a contar con él. “Me siento cómodo y feliz en River, tengo contrato hasta el 2020, ellos son los dueños de mi pase y disponen de mi futuro. Hasta ahora los directivos no me han dicho del interés de algún equipo y es por eso que voy con la ilusión de hacer un gran 2017. Este año voy por la revancha de alcanzar la Libertadores”, sube la apuesta Mina, quien ayer regresó a la Argentina con toda la ilusión en sus valijas y muchas ganas de revancha, en todo sentido. “En la Libertadores me quedó una espinita de no poder alcanzar el título, pero ahora vamos por conseguir eso que se me escapó. Será un lindo torneo y nos tocará enfrentar a Emelec. Será bueno volver a jugar en el estadio Capwell y además hay amigos en el equipo azul”, se entusiasmó el ecuatoriano, que integró el equipo ideal de América de El País, en declaraciones al diario Extra. “Para mí es una motivación estar entre grandes jugadores. Me hace muy feliz ese reconocimiento. Es un privilegio estar en el 11 ideal pero hay que seguir rompiendo barreras”.

A Mina, salta a la vista.nada lo detiene.

Fuente: Olé

Comentarios

commentarios

COMPARTIR