Son esas cosas que tiene el fútbol. Curiosas, particulares, peculiares, divertidas. ¿Quién alguna vez no gritó “pincha garpa”, “de caño vale doble” o “gol gana” en un picado con amigos? Una de esas geniales circunstancias que se ven en el nivel más terrenal de la esfera futbolera se sucitó en Ecuador y tuvo como protagonistas a los chicos del Sub 20 de la Argentina. ¿Qué ocurrió? Al igual que pasa en el barrio cuando alguno de los que participa en los clásicos partiditos se pasa de energía o falla en el cálculo y revolea la pelota a cualquier parte, los jugadores de la Selección que dirige Claudio Ubeda colgaron una pelota ¡en la copa de un árbol!

Sí: mientras el plantel del seleccionado juvenil continúa con la puesta a punto para el Sudamericano que se disputará en suelo ecuatoriano (la Albiceleste debuta este jueves ante Perú), hubo tiempo para mandarse una acción llamativa. En el predio de la Universidad Católica de Ibarra, los dirigidos por el Sifón desarrollaron este domingo la segunda práctica en territorio tropical y, durante el entrenamiento matutino, uno de los convocados le dio con tanta fuerza al balón que terminó enviándolo encima de uno de los árboles que se encuentran detrás de uno de los arcos.

Ante esa situación, fue la propia delegación nacional la que se encargó de bajarlo: Brian Mansilla, el joven de Racing, se trepó por las ramas y, con ayuda del profe Gerardo Salorio más el apoyo que recibió desde tierra firme (Ubeda, el resto del cuerpo técnico y algunos jugadores más siguieron los movimientos con atención), logró descolgar la número cinco. Sí, como en el barrio: el que la cuelga, la busca. ¿Fue el pibe de La Academia el que la mandó allá arriba?
fuente: olé.

Comentarios

commentarios

COMPARTIR