La ampliación del Mundial a 48 selecciones participantes es el primer gran cambio que el mandato de Gianni Infantino en la presidencia de la FIFA ha traído al fútbol. Pero puede no ser la última ni la más impactante. El organismo rector del fútbol mundial trabaja en una serie de cambios que revolucionarían el deporte.

1484733177_720171_1484734534_noticia_normal

Así lo reconoce Marco van Basten en una entrevista que publica esta semana Sport Bild. El goleador holandés, nombrado en septiembre director general para el desarrollo técnico de la FIFA, desgrana en la revista alemana las ideas que están en estudio para mejorar el deporte.

Sustituir la prórroga por un ‘concurso de habilidades’

No se iría a la tanda de penaltis, sino a una especie de concurso de habilidades que propone Van Basten. Sería un cara a cara entre portero y atacante, que partiría a 25 metros de la portería y dispondría de 8 segundos para definir sin que el guardameta pudiera salir del área. Cada equipo dispondría de cinco intentos.

Suprimir el fuera de juego

“El fútbol se parece cada vez más al balonmano”, lamenta Van Basten. “Personalmente tengo curiosidad por cómo funcionaría el fútbol sin el fuera de juego”, confiesa el exfutbolista holandés, que pone como ejemplo el hockey hierba y cree que los equipos se adaptarían con el tiempo. “El juego sería más atractivo, los atacantes tendrían más ocasiones y habría más goles. Eso es lo que los aficionados quieren ver”, defiende Van Basten.

Las exclusiones del balonmano…

Una característica del balonmano que sí atrae a Van Basten son las exclusiones, que introduciriía en el fútbol en lugar de las tarjetas amarillas. Habla de sanciones de cinco o diez minutos. “Esto asusta. Si ya es difícil jugar 10 contra 11, no hablemos con 8 ó 9”, dice.

…la eliminación por faltas del baloncesto…

Van Basten tiene la idea “de que, como en el baloncesto, un jugador sólo pueda hacer cinco faltas y luego deba abandonar el campo”.

…y del rugby, acabar con las protestas

El holandés quiere acabar con los tumultos que se forman para protestar al árbitro y se fija en el rugby. “Sólo el capitán debería hablar con el árbitro”.

Jugar a tiempo parado los últimos 10 minutos

Como solución a las pérdidas de tiempo, FIFA baraja la opción de que los últimos 10 minutos de partido sea de juego efectivo.


Reducir el número de partidos oficiales

Al tiempo que FIFA plantea la ampliación del Mundial de Clubes, Van Basten defiende la reducción de compromisos oficiales. “No es un problema de dinero, ya hay mucho en el mundo del fútbol. Tenemos que centrarnos en la calidad del juego y deberíamos reducir el número de partidos oficiales de 80 a un máximo de 50”, dice Van Basten. La temporada pasada, la selección de Portugal disputó 18 encuentros entre partidos oficiales y amistosos en fechas del calendario internacional de la FIFA.Un club español puede llegar a disputar hasta 67 partidos oficiales en una temporada.

Cambios en juego

En este asunto, Van Basten se muestra tímido y piensa en los inconvenientes para el colegiado: “Lo estamos valorando. Es, sin embargo, un posibilidad para las competiciones de categorías inferiores. Pero debemos pensar también en el árbitro. Tiene que saber en todo momento quién está en el campo”.

Ampliar los cambios

Van Basten es partidario de ampliar el número de sustituciones por encuentro, pero tiene reticencias ante las posibles pérdidas de tiempo. “Hablamos de uno o dos cambios adicionales en la prórroga. Lo vería bien”.

Impulsar el fútbol 8

Una idea que ya está a prueba en España en categorías inferiores.

Comentarios

commentarios

COMPARTIR