Antes de hacer historia en la UFC tras conquistar dos cinturones de manera simultánea , antes de ganar su primer cinturón en el Cage Warriors, antes de convertirse en la mayor estrella de las MMA. El artista marcial irlandés, Conor ‘The Notorious’ McGregor, tuvo que demostrar a su padre que podía ganarse la vida luchando en un octágono.

Nadie podría imaginarse que la carrera del irlandés quizás no hubiera existido de no ser de su padre, Tony McGregor. A los 16 años, Conor trabajaba en la empresa familiar, una fontanería. En ese momento se empezó a interesar en las MMA y su padre, en vez de ponerle pegas, dejó elegir a su hijo su propio camino. Le ayudó a pagar los entrenamientos y le apoyó desde el primer momento pero… con la duda de si acabaría saliento todo bien.

6d52bc4e24c43f63b4cd98c488c82236

Años de intensos entrenamientos convirtieron a ‘The Notorious’ en un luchador especial y al final, llegó un día que su padre terminó de creer en las aptitudes de su hijo como atleta profesional del MMA tras verle competir en el Cage Warriors: “En ese momento deje de ver a un niño… vi a un hombre”.

“En verdad no creía que esto fuera algo que pudiera hacer como una carrera. Esa era mi forma de pensar antes de verlo salir a la jaula en la compañía Cage Warriors. Cuando su oponente salió a la jaula, vi a este tipo enorme, musculoso, saliendo al son de la música y las luces. Lo mire y era evidente que era mucho más mayor que Conor. Probablemente tenía unos 25, 26 o 27 años. Y de inmediato pensé, ‘Oh Dios, este es el oponente de mi hijo’“.

maxresdefault

“Luego anunciaron a Conor y mi hijo salió al ritmo de la música y las luces, bajó por la rampa y en ese entonces deje de ver a un niño… vi a un hombre. Eso siempre te llega, tu hijo convertido en hombre. Siempre me llega al corazón. Tuvo razón. No es común que un padre admita eso. Pero mi hijo tuvo razón y su padre estuvo equivocado. Fue ahí cuando me di cuenta que tenía una carrera en sus manos”, aseguró Tony McGregor entrevista con BT Sport.

Comentarios

commentarios

COMPARTIR