La campeona 2017 del Abierto de Australia se llevará la copa a la casa de las Williams.

Serena irá por el título y el regreso al uno del mundo del circuito femenino ante su hermana, Venus, luego de que ambas ganasen sus respectivos partidos de semifinales.

La dos del mundo se impuso 6-2 6-1 a a veterana Mirjana Lucic, quien volvió a esta ronda 19 años después de su última ocasión entre las cuatro mejores de un torneo de Grand Slam, en tanto que Venus derrotó 6-7(3)6-2 6-3 a su compatriota Coco Vandeweghe.

Será la novena final entre las hermanas Williams en un torneo del Grand Slam y la primera desde Wimbledon 2009, cuando ganó Serena.
Por si fuera poco ese dato, vuelven ambas a definir en Australia 14 años despue´s, ya que se midieron por la copa en 2003.

“Estar nuevamente as dos en una final es el mayor de nuestros sueños”, dijo Serena.

La actual dos del mundo tiene 35 años y su hermana 26, marcando además, una tendencia de veteranía en la definición en Melbourne.

La menor de las dos Williams busca su séptimo título en Australia, el 23 Grand Slam para pasar la marca de Steffi Graf y de esa forma regresar a la cima.

En la estadística, Serena lidera 26-11 ante su hermana, que le ganó por última vez en Montreal 2014.




Comentarios

commentarios

COMPARTIR